Skip to:

Marcha por la Vida 2015 - Washington, DC EE.UU.

El 22 de enero marcó el 42 aniversario de "Roe vs. Wade", la decisión de la Corte Suprema que legalizó el aborto en los Estados Unidos de América. Desde esa trágica decisión, más de 56 millones de vidas de niños se han perdido por el aborto, por no mencionar las innumerables madres y padres que sufren su ausencia.

SSVM March for Life 2015 Washington DC

En la prédica de la homilía de la Misa celebrada el miércoles por la noche en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, el Arzobispo de Boston y presidente de la Comisión Episcopal de Estados Unidos sobre Actividades Pro-vida, el cardenal Sean O'Malley pidió a todos las personas dedicadas a la causa de la vida que renueven su compromiso de servir a los más débiles y los más vulnerables;  hacer creíble el Evangelio por el testimonio de la alegría que trae a los que lo confiesan y viven.

El Cardenal O'Connor dirigió la atención a los presentes diciendo: “Debemos trabajar incansablemente para cambiar las leyes injustas, pero tenemos que trabajar aún más para cambiar los corazones, para construir la civilización del amor. La solidaridad y la comunidad son los antídotos contra el individualismo y la alienación que llevan a la gente por el camino del aborto y la eutanasia.” 

El Cardenal O'Connor cerró su poderosa homilía con estas palabras: “Los desafíos que enfrentamos son grandes y el desaliento es nuestro mayor enemigo. Pero sabemos que Jesús nos está mirando con amor. Su amor debe energizarnos y unirnos. Ningún sacrificio es demasiado grande, no hay que medir el costo, sino seguir adelante con la plena seguridad de que vamos a superar estas dificultades.”

Por favor, únase a nosotros en la oración y el sacrificio por esta importante intención, pidiendo a nuestro Señor, por intercesión de su Santísima Madre, por el fin del aborto.