Skip to:

Feliz Navidad y un santo año 2021

“El médico se acerca a los enfermos;
el redentor, a los esclavos;
el camino, a los extraviados;
la vida, a los muertos.
Se aproxima el que arroja
todos nuestros pecados al fondo del mar,
el que cura toda enfermedad,
el que nos lleva en sus mismos hombros
para devolvernos nuestra propia
y original dignidad.
Su poder es enorme, pero su misericordia
es todavía más admirable,
por que quiso venir a mí,
con la eficacia de su remedio”.

 

San Bernardo

Sermones de Navidad, Sermón tercero, capítulo 1

 

Las religiosas del Instituto Servidoras del Señor
y de la Virgen de Matará le desean una

muy feliz Navidad

y un santo año 2021

 

 

La Adoración de los Pastores - Feliz Navidad de las Servidoras

La Adoración de los Pastores

Foto del óleo sobre tela pintado por la Hna. María de Jesús Sacramentado, SSVM, para la Comunidad contemplativa “San José” (Albania). Para la composición del cuadro sirvieron de modelo personas cercanas a nuestras misiones de este país.

 

La Virgen María, vestida con una túnica blanca bordada con motivos albaneses y cubierta en un manto azul -símbolo de su contemplación-, está sentada en un trono y apoya sus pies sobre un almohadón púrpura, signo de su realeza. El Niño envuelto en pañales y cubierto a la usanza albanesa duerme en el regazo de María, que lo manifiesta al mundo. A su izquierda, un ángel vestido de blanco sostiene en su mano un lirio y con su mano derecha señala a San José, indicando la pureza de este varón justo. Arrodillado frente al Niño Dios, San José manifiesta la entrega de toda su persona. Los pastores ofrecen lo mejor que tienen y sus ofrendas hacen alusión a la Pasión que el Niño sufrirá al crecer. Una viuda le presenta uva y trigo, signos de la Eucaristía que instituirá en la Última Cena. A su derecha, el pastor ofrece la oveja que lleva sobre sus hombros, a imagen de Cristo Buen Pastor que carga con los pecados de toda la humanidad. Una pastora le presenta una gallina con su pollito, en alusión a las palabras de Cristo antes de su última entrada a Jerusalén. Otro pastor ofrece un ternero rojo sin mancha, animal por excelencia de los sacrificios del Antiguo Testamento; y un pequeño pastor le trae un cabrito, también ofrenda del sacrificio. Un segundo pastorcito abraza sonriente el cordero de su ofrenda y le señala al verdadero Cordero de Dios. Finalmente, en la esquina superior izquierda, encontramos una golondrina en su nido. Pregonera de la primavera, la golondrina es utilizada en el arte cristiano como símbolo de la llegada de la plenitud y del arribo de Cristo en el mundo.