Skip to:

Diciembre 2016

Estáis decididas a guardar castidad por el Reino de los Cielos

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente” Mt 22, 37
Por gracia de Dios, el pasado 12 de noviembre una nueva Servidora, la hermana María Parthena, hizo sus primeros votos religiosos en Egipto.
De este modo, ella sella su entrega total a Dios profesando castidad por el Reino de los Cielos; pobreza, manifestando que Dios es la única riqueza verdadera del hombre y obediencia hasta la muerte de Cruz y entregándose a María Santísima en Materna esclavitud de amor. Testigos de esta donación fueron sus familiares más cercanos y la Familia Religiosa.
Damos gracias por esta nueva religiosa y encomendamos a las oraciones de todos su perseverancia en la vocación.